ARTÍCULO

Marca personal inmobiliaria, el prejuicio europeo

Movimiento, euforia, agitación. En una sola palabra, ajetreo o hustle para decirlo en inglés.

En todo lo que podemos definir el marketing, los estadounidenses son muy «hustle», aunque debemos comprender que tu típica agresividad comercial forma una parte integral de un espíritu empresarial que también suma un aprendizaje constante y networking.

A lo largo de los años, la cultura conservadora del viejo continente, que había encontrado en España un ambiente cómodo y próspero, indujo a la mayoría de los profesionales de las inmobiliarias a etiquetar como americanadas muchos comportamientos comerciales de los compañeros del otro lado del charco.

¿Un ejemplo? A finales de los años noventa del siglo pasado, la fotografía del agente inmobiliario en la tarjeta de visita era casi impropia, no estaba en consonancia con la forma de representar al profesional del momento. Se denunciaba, con una mezcla de desaprobación y arrogancia europea, los modelos de franquicia inmobiliaria estadounidense por su estilo face addicted. Hoy en día, este prejuicio está completamente superado.

Sin embargo, esta lenta aceptación todavía no nos ha convencido para mirar más allá de las etiquetas, aprendiendo a aprovechar todas las cosas buenas que encontramos en materia de personal branding, un concepto del que se habla mucho, pero que los agentes inmobiliarios españoles todavía practican muy poco.

El agente inmobiliario rockstar

En Europa, como en España, no existe el Hall of Fame de los agentes inmobiliarios, no se respira el deseo de destacar entre la masa en una competición que premia a la star del sistema. Una vez más, encontramos un espíritu olímpico competitivo dentro del franchising network americano o en las escuelas de formación para agentes inmobiliarios con un origen similar. La preparación, la carrera hacia el récord o la premiación pública, constituyen una liturgia que muestra y destaca al individuo, al rockstar del momento. A los agentes inmobiliarios estadounidenses se les enseña cómo construir su propia marca personal, independientemente de la marca de la agencia.

En España, el agente inmobiliario se adhiere a un modelo anónimo, que no favorece la competencia y el deseo de sobresalir. El personal brand deja espacio al nombre de la agencia. Básicamente no hay diferenciación.

Nuestro mercado está dividido y formado por pequeñas empresas, a menudo con una gestión familiar y en el mejor de los casos con 3-5 empleados y una facturación de hasta 300.000 euros. Aquí el propietario es el mejor vendedor del equipo y este modelo caracteriza nuestra industria de servicios inmobiliarios. La buena noticia es que la competencia procedente de los modelos extranjeros está configurada en el entorno, haciéndola más competitiva y profesional.

construye tu propia marca personal y conviértete en irresistible

Todos nacemos con nuestra marca personal basada en quiénes somos. Cada uno de nosotros tiene la responsabilidad de desarrollarla con pasión y con todas las herramientas disponibles, tanto en el mundo real como en el digital. Cualquier contenido que creamos y compartimos nos identifica como uno de muchos o como un recurso de valor.

  • Se auténtico: no necesitas copiar a nadie.
  • Se especializado: ¿quieres ayudar a los inversores extranjeros a comprar una casa en España? ¿Tienes el control de los edificios de bajo impacto energético? ¿Crees que las casas y los edificios históricos son el ambiente ideal para poner en práctica tus conocimientos y tu formación cultural? ¿Quieres ayudar a los investigadores en la valorización inmobiliaria?
    Cada oportunidad de hacer algo bien y hacerlo mejor que los demás, crea distinción. Cuanto mayor sea tu experiencia en un segmento específico del mercado, mayor será tu reconocimiento por parte de las personas que te asociarán con tu nicho de mercado;
  • Define la propuesta de valor de tu marca personal: la palabra clave es la diferenciación. Tu forma de actuar te separa de muchos competidores que trabajan en tu mismos sector. No hay nada virtual en el personal branding, debes crear una identidad que inspire confianza, simplificar los conceptos que expresa y hacerlos comprensibles a un gran grupo de personas y convertir a tu público en partidarios de tu marca. Y recuerde: tal vez tu área de especialización no sea única, ¡pero tú sí!

¿Qué necesita para construir tu personal brand?

  • Residir en la web: aparecer genéricamente en Facebook no significa nada. Necesita un entorno propietario donde construir tus contenidos y desde donde gestionar tu difusión. Estamos hablando de un sitio web o un blog, un lugar con tu cara, tu marca y tu estilo.  Desde aquí, difundirá el valor de tu propuesta y construirá por selección natural tu propia audiencia. No les gustará a todos, atraerá a personas en línea con tu pensamiento, pero comenzará a construir tu audiencia y a desarrollar tu nicho de especialización.
  • Aprender a conocer a quién te sigue: gracias a los recursos gratuitos como Google Analytics, descubrirás quién te sigue, desde dónde, cómo ha llegado hasta tu sitio web/blog, cuál es la ruta de navegación que ha realizado, qué ha sido lo más visitado, cuáles son los temas que han despertado mayor interés, cuánto tiempo se le ha dedicado a tu contenido, cuántos vuelve para encontrarlo, qué sitios externos enlazan con un enlace a tus artículos y mucho más;
  • Invertir en la calidad de tu contenido: imagina cada artículo de texto, imagen publicada, vídeo o podcast producido como un elemento clave de tu currículum vitae, gracias al cual podrá ser contratado por tu cliente. Invertir en calidad significa invertir en tu carrera y tu posicionamiento. Presenta información útil, brinda consejos y sugerencias, responde a preguntas, resuelve problemas, propón alternativas, y elije imágenes y fotografías de calidad. Por encima de todo, deja de lado los esquemas de comunicación para la venta automática o el rigor excesivo en nombre del SEO, SEM y SERP, produzce contenidos con el corazón y hazles sentir tu empatía en cada ocasión; 
  • Aprovechar las redes sociales; estos contextos pueden aumentar el alcance de tu audiencia y fomentar el surgimiento de conversaciones. Crea tu propio perfil profesional en LinkedIn, abre su página en Facebook y cuida su perfil personal. Elabora listas para decidir qué mostrar a quién, recuerda que es una figura pública y que las posiciones extremas en temas sensibles (política, costumbres, entretenimiento) no son aliados de tu marca personal;
  • Ofrecer variedad de contenido a su público: las personas exploran la web en busca de formación, diversión e inspiración. Consumen los contenidos leyendo, mirando y escuchando. Combina textos, imágenes y archivos de audio para crear publicaciones de blog, infografías, podcast, vídeos, eventos, informes y encuestas. El objetivo es convertirse en atractivo y aumentar el tráfico hacia tu sitio web, para que cada vez un mayor número de personas se ponga en contacto contigo.

El entorno digital no es un contexto separado de la vida real, ¡el contenido web es muy real! Por este motivo, tendrás que trabajar en la coherencia para asegurarte que haya una correspondencia entre el contenido que produces y tu vida diaria.

Trabaja en las relaciones territoriales y participa en la vida de tu comunidad apoyando causas en línea con tus valores éticos y patrocinando eventos. Obtenga más boca a boca para tu agencia.

Construir tu personal brand es una elección responsable que puede influir en otras personas. Puede ser fuente de inspiración para ellos y, de esto nacerán muchas oportunidades.

Jim Rohn, empresario y speaker motivacional del siglo pasado, dijo que: «Somos la media de las cinco personas con las que más nos reunimos, con quienes pasamos más tiempo». Si es excepcional en la realización de tu trabajo, si sabes humanizar tu estilo de comunicación, facilitarás que quienes te sigan puedan conocerte, apreciarte y confiar en ti.

Hacer crecer tu personal brand es un trabajo agotador. Necesitarás organización y constancia. No se trata de batir el récord de los 100 metros lisos, sino de correr una maratón… ¡que no termina nunca! Rohn nos dice: «Hay cosas que deben hacerse todos los días. Comerse siete manzanas el domingo por la noche, en lugar de una al día, sencillamente no producirá el efecto deseado».

No esperes más, aumenta tus conocimientos, no tengas miedo de contaminarte descubriendo qué funciona realmente para tus compañeros del otro lado del charco, desarrolla la comunicación y marca la diferencia en tu mercado con un Personal Brand que genere el valor más importante: la CONFIANZA.

Autor: Gerardo Paterna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s